Mirando al Comité CEDAW: Una oportunidad para proteger los derechos de las mujeres víctimas de violencia y de sus hijos en España y en todo el mundo*

*Publicado en Optional Protocol to CEDAW

Hechos del caso

En 1999, tras 20 años de sufrir violencia por parte de su pareja, Ángela González abandonó el domicilio familiar con su hija de tres años, Andrea, después de un episodio de violencia que tuvo lugar delante de la niña. Ángela temía que el agresor – el Sr. Rascón– pudiera matarlas o causarles un daño irreparable.

Ángela denunció en varias ocasiones, tanto ante la policía como ante los tribunales, la violencia que sufría e inició el proceso de divorcio. Durante los cuatro años que vivió separada del agresor, luchó incansablemente para proteger a su hija de su padre violento y utilizó todos los medios a su disposición para ello. En repetidas ocasiones acudió a los tribunales para solicitar, entre otras cosas, que las visitas del padre tuvieran lugar únicamente bajo supervisión. A pesar de sus esfuerzos, de su confianza en la justicia y en los servicios sociales, el sistema le falló por completo a ella y a su hija y se autorizó al agresor a tener visitas con Andrea sin ningún tipo de supervisión. El 24 de abril de 2003, durante una de esas visitas no supervisadas, el Sr. Rascón asesinó a su hija de seis años de edad y luego se suicidó.

A pesar de las más de treinta denuncias que Ángela había presentado en busca de protección, el agresor fue condenado sólo una vez con una multa por una falta de acoso. En numerosas ocasiones, Ángela había solicitado órdenes de protección para ella y su hija. El Juzgado concedió una orden de protección para Ángela, que fue violada en varias ocasiones por el agresor sin ninguna consecuencia para él, y sólo en una ocasión concedió una orden de protección para Andrea, que más tarde fue retirada argumentando que “obstaculizaba el derecho de visitas del Sr. Rascón”. La justicia permitió, de esta manera, que los derechos del maltratador prevalecieran sobre el derecho de Ángela a una vida libre de violencia y sobre el interés superior de la niña.

Después de la muerte de Andrea, Ángela buscó, sin éxito, justicia y reparación por parte del Estado por la negligente actuación de las autoridades que condujo a la muerte de su hija. Ángela litigó su caso ante los tribunales españoles y llegó hasta el Tribunal Supremo y, después, al Constitucional. Uno tras otro, los tribunales fallaron en reconocer la negligencia de las autoridades y negaron su responsabilidad en la muerte de Andrea, ahondando en la violación de derechos de Ángela y de su hija.

¿Por qué el Comité de la CEDAW?

En su búsqueda de justicia, Ángela decidió llevar su caso a un organismo internacional y eligió el Comité CEDAW. Quiere que se declare la responsabilidad del Estado por los actos que dieron lugar a la muerte de su hija y, lo que es más importante para ella, continuar su lucha con la esperanza de que el caso genere cambios en el sistema y se obtengan garantías de no repetición para otras mujeres, niñas y niños víctimas de violencia de género.

Ángela valora al Comité de la CEDAW por ser el único mecanismo de denuncia internacional que se ocupa específicamente de los derechos de las mujeres, incluyendo el derecho a no ser discriminadas por razón de sexo o de género. El Comité tiene una especialización muy valiosa analizando el contexto de discriminación en el que se producen los hechos de las comunicaciones que se le presentan, adoptando una perspectiva de género que le permite identificar la aplicación de estereotipos de género negativos en la práctica judicial. Por otra parte, la jurisprudencia del Comité CEDAW establece estándares internacionales que pueden tener impacto en los 187 Estados Partes de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW).

La comunicación de la autora en virtud del Protocolo Facultativo de la CEDAW

La comunicación de Ángela, representada por Women’s Link Worldwide, alega la violación de los artículos 2 (obligaciones generales de los Estados en materia de discriminación contra las mujeres), 5 (estereotipos) y 16 (igualdad en el matrimonio y en las relaciones familiares) de la CEDAW.

Ángela afirma en su comunicación que las autoridades españolas violaron el artículo 2 de la CEDAW al no actuar con la debida diligencia, con todos los medios a su alcance y sin dilación, para prevenir, investigar, juzgar y castigar la violencia ejercida por el maltratador contra ella y Andrea, lo que resultó en el asesinato de la niña. Además, alega que España violó el artículo 2 de la CEDAW cuando, tras la muerte de Andrea, los tribunales no le ofrecieron una respuesta judicial efectiva ni una adecuada reparación por los daños sufridos por la actuación negligente del Estado.

Además, Ángela argumenta que la utilización de estereotipos de género negativos por las autoridades del Estado Parte al responder a la situación de violencia que ella y su hija sufrían así como en el proceso de determinación de los derechos de visitas del maltratador viola el artículo 5.a de la CEDAW.

Por último, Ángela afirma que el estado Parte falló en cumplir su obligación de debida diligencia en la protección de sus derechos en virtud del artículo 16 de la CEDAW, puesto que no le proporcionaron ninguna solución después de haber denunciado reiteradamente la violación de su derecho a la igualdad en el mantenimiento económico de su hija por parte del agresor.

Expectativas de la autora

La lucha de Ángela ha estado siempre marcada por su deseo de que lo que les pasó a ella y a su hija no vuelva a sucederle a ninguna otra mujer, niña o niño. Con ese objetivo, espera que el Comité adopte medidas amplias de reparación y que dirija recomendaciones generales al Estado capaces de generar cambios estructurales en el sistema con el fin de mejorar la protección ofrecida a las mujeres que sufren violencia por parte de sus parejas o ex-parejas y a sus hijos e hijas. Del mismo modo, desea que su caso sirva de ejemplo sobre cómo los estereotipos de género son una de las causas de la violencia y la discriminación y que visibilice la forma en la que éstos afectan negativamente el derecho de las mujeres a acceder a la justicia. La decisión del Comité CEDAW en su caso puede ayudar a poner de manifiesto medidas concretas que el Estado Parte puede adoptar para eliminar la utilización de estereotipos de género dañinos por las autoridades judiciales y otras instancias del Estado.

Igualmente, Ángela quiere que su caso sirva para poner de manifiesto la existencia de importantes brechas entre la protección prevista en las leyes españolas de violencia de género y la protección que realmente se ofrece a las mujeres, así como los fallos en su aplicación efectiva por parte de las autoridades y del poder judicial. En su opinión, hay todavía una falta de protección real, rápida y eficaz para las víctimas de violencia de género y sus hijas e hijos debido, entre otras razones, a la vigencia y aplicación de estereotipos negativos de género.

Estado del procedimiento

El caso se presentó en septiembre de 2012. Desde entonces, el gobierno ha emitido sus observaciones sobre la admisibilidad y el fondo de la comunicación y Ángela ha respondido a dichas observaciones.

¿Por qué litiga Women’s Link este caso?

Women’s Link Worldwide es una organización internacional de derechos humanos sin ánimo de lucro que trabaja para asegurar que la igualdad de género sea una realidad en todo el mundo. Con este fin, luchamos para promover los derechos de las mujeres por medio de la aplicación de las normas internacionales de derechos humanos y el trabajo estratégico con los tribunales, incluyendo el litigio estratégico.

La comunicación de Ángela al Comité CEDAW es la primera vez en la que un caso de violencia de género de España va a ser examinado por un organismo internacional. Women’s Link se implicó en el caso porque quería apoyar a Ángela en su búsqueda de justicia y porque el caso ofrece una ocasión única para revisar y mejorar la implementación de la ley de violencia de género española (Ley Orgánica 1/2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género) que, aunque se considera una norma integral y robusta, no se ha implementado de manera efectiva en la práctica.

Women’s Link espera que las disposiciones de la CEDAW, que requieren al gobierno español que ponga fin a la discriminación contra las mujeres, provean al Comité de las herramientas necesarias para adoptar recomendaciones contundentes que produzcan cambios estructurales y que ayuden a prevenir violaciones de derechos similares a las sufridas por Ángela y su hija Andrea. Esas recomendaciones podrían incluir indicaciones sobre la manera de implementar la actual ley española de violencia de género en distintos niveles (tribunales, policía y servicios sociales) para asegurar que los derechos de las víctimas son protegidos y que la perspectiva de género preside cualquier consideración relativa a la violencia de género.

Women’s Link se unió a la causa de Ángela, asimismo, porque los hechos del caso son representativos de una situación que enfrentan muchas mujeres en España. No se trata de hechos únicos ni aislados. En España, al igual que en muchos otros países del mundo, hay una alta incidencia de violencia contra las mujeres y una falta de respuesta adecuada por parte de las autoridades cuando ellas buscan protección y soluciones. En 2004, se adoptó legislación específica sobre violencia doméstica en España para asegurar la protección de las víctimas de esta violencia; sin embargo, la aplicación de la norma es deficiente. Algunos jueces y juezas son reacios a hacer cumplir la ley a causa de sus propios prejuicios, independientemente de los derechos de la víctima, y no hay ningún mecanismo para hacerlos responsables por ello. Igualmente, la falta de una adecuada investigación judicial conduce a una alta tasa de procedimientos que son archivados.

Women’s Link también se sintió atraída por el caso de Ángela porque existen pruebas contundentes de los daños que causan los estereotipos de género. La aplicación de este tipo de estereotipos por las autoridades y los tribunales constituye una de las barreras más importantes para la eliminación de la discriminación por género en España y en otros países, y mina la capacidad de las mujeres de acceder a la justicia cuando se vulneran sus derechos humanos. Los estereotipos de género en el ámbito judicial son, también, uno de los principales obstáculos para la justicia de género que Women’s Link trabaja para enfrentar y eliminar.

La violencia contra las mujeres, la falta de consideración como víctimas a los hijos e hijas de las mujeres que sufren violencia de género –con la consiguiente desprotección– en las legislaciones nacionales y la utilización de estereotipos de género negativos en el ámbito judicial están presentes en casi todos los países del mundo. Women’s Link invita al Comité CEDAW a que considere la comunicación de Ángela como una oportunidad para abordar estas cuestiones con vistas a generar un impacto global y a avanzar en el desarrollo de las obligaciones positivas de los Estados para eliminar los estereotipos de género en su jurisprudencia sobre violencia doméstica y de género.

Paloma Soria Montañez es licenciada en Derecho por la Universidad de Málaga, España, y tiene un Máster en Acción Solidaria Internacional en Europa por la Universidad Carlos III de Madrid, España. Es abogada senior y coordina las líneas de trabajo de Trata de Seres Humanos y Crímenes Internacionales de Género en la organización Women’s Link Worldwide, donde trabaja desde 2006.

Gema Fernández Rodríguez de Liévana es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y posee un Diploma de Estudios Avanzados del programa de doctorado ‘Relaciones Internacionales: Unión Europea y Globalización’ de la misma universidad. Trabaja como abogada en Women’s Link en las líneas de Trata de Seres Humanos, Discriminación Interseccional y Derechos Sexuales y Reproductivos.

Más información sobre Women’s Link en womenslinkworldwide.org

Otra entrada sobre el caso de Ángela acá

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: