¿Por qué en Perú no se hacen monumentos a los amantes?

Por: Catherine Romero

La primera vez que aterrice en la ciudad de Lima, alrededor de hace tres años, me invitaron a conocer la escultura del amor en el distrito de Miraflores. Quede fascinada por el tamaño de los jóvenes abrazados, la vista del beso y los mensajes grabados alrededor del parque.
Entre las mejores citas del lugar se destaca un verso de  Antonio Cillónz: ” en las ciudades no  hacen monumentos a los amantes”. Pero la situación en Perú es mucho más grave y compleja que la falta de monumentos al amor, el Congreso de la República legisló en contra de cualquier manifestación sexual de las relaciones consentidas entre personas menores de 18 años. Desde el mes de abril de 2006:

[E]l que tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o realiza otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías, con un menor de edad, será reprimido con las siguientes penas privativas de libertad:

[…]

3. Si la víctima tiene entre catorce años de edad y menos de dieciocho, la pena será no menor de veinticinco ni mayor de treinta años.

Más allá de las violaciones a los derechos a la igualdad,  vida privada,  libertad, acceso a la información y salud integral de los jóvenes, se ha generado un problema de salud pública con efectos adversos en la vida de dicha población. Los menores de 18 años no pueden acceder a servicios de salud sexual y reproductiva, tales como información,  anticoncepción, atención prenatal, parto y post-parto, y más absurdo aún, no pueden reconocer legalmente a sus hijos y están siendo encarcelados por ejercer su sexualidad de forma libre y consentida.

La criminalización de cualquier  manifestación sexual de las relaciones afectivas como elemento esencial de la vida privada de los jóvenes está generando efectos perversos con vestigios incalculables en el desarrollo de la población más importante de un país. Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar,  ENDES 2009,  (ver:  http://desa.inei.gob.pe/endes/),  1 de cada 2 mujeres que cumplieron 18 años entre  1978 y 1982 tuvo su primer relación sexual antes de cumplir la mayoría de edad, ésta  tendencia ha seguido en aumento en los últimos años y ocurre más temprano en el área rural. En consecuencia, alrededor de la mitad de la población femenina menor de 18 años no puede acceder a información y servicios de salud sexual y reproductiva por la posibilidad de ser denunciados penalmente al interior de los servicios, en el entendido que cualquier  ejercicio de la sexualidad tiene una condena entre 25 y 30 años de pena privativa de la libertad, y los prestadores de salud tienen la obligación de poner en conocimiento de la policía judicial el supuesto hecho criminal a partir de la Ley General de Salud.

Esto ha desencadenado un incremento de la tasa de embarazo adolescente, un aumento de la mortalidad materna en la población joven y la mitad de los nuevos casos de infección de VIH/SIDA se presentan en ésta población (ver: Acción de Inconstitucionalidad: una alternativa para proteger la salud sexual y reproductiva de la adolescencia peruana: http://www.inppares.org/accioninconstitucionalidad).

En este contexto, diez mil seiscientos nueve ciudadanos (10.609), representados por Ana Victoria Suárez y Yolanda Tito, creen que la Corte Constitucional debe y puede cambiar la situación legal  generando  efectos concretos en sus vidas, en el caso que se declaré la inconstitucionalidad total y se reconozca el  estado de cosas inconstitucional producto de la penalización ingenua y absoluta de las relaciones con y entre adolescentes.

Es así como los siete jueces del Alto Tribunal en su rol constitucional deberán en los próximos meses, antes de finalizar el  2012, hacer un juicio de los intereses en juego de la norma impugnada y realizar un test estricto relativo a la  legalidad, idoneidad y ponderación de los beneficios de la penalización absoluta vs.  los derechos de los jóvenes. En definitiva, estamos a la espera de un fallo único en la región americana en materia de protección y reconocimiento de los derechos de la población joven por parte de un Tribunal Constitucional.

Como abogada senior de Women´s Link Worldwide he conocido y discutido a profundidad cada paso de ésta  iniciativa desde inicios de 2009,  cuando  me invitaron a conocer el parque de “los amantes” de Miraflores, evaluar la situación descrita y apoyar el cambio desde una propuesta constitucional que pretende brindar contenido a los derechos de los adolescentes como sujetos de derechos con autonomías progresivas en evolución. Recientemente, en el mes de julio de 2012,  presenté  personalmente  ante el Tribunal Constitucional un escrito de amicus curiae de  Women´s con el fin de apoyar la demanda de inconstitucionalidad de los diez mil seiscientos nueve jóvenes peruanos que han demandado el reconocimiento de sus derechos ante el Tribunal Constitucional.

En definitiva, en Perú no hay más parques y monumentos a los amantes por qué cualquier alegoría del amor joven podría ir en contra vía de  la ley nacional.

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: